Oh Sagrado Corazón de Jesús, fuente de la vida eterna,
Tu Corazón es un horno brillante de Amor. eres mi refugio y mi santuario.
Oh mi adorado y amado Salvador, consume mi corazón con la llama con la que se quema el Tuyo. Vierte en mi alma esas gracias
que emanan de tu Amor.
Deja que mi corazón se una al Tuyo. Deja que mi Voluntad se conforme
al Tuyo en todas las cosas.
Que Tu Voluntad sea la norma de todos mis deseos y acciones”.

Amén

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.