Te abrazamos fuerte María y nunca permitas que nos separemos de tu lado, así como Jesús y tú permanecieron unidos, así permite que nosotros estemos unidos a ustedes siempre.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.